Blog y noticias de Internet y Redes Sociales

WhatsApp demuestra quien manda

WhatsApp demuestra quien manda

El año pasado nació un competidor más para WhatsApp, la aplicación líder actual de mensajería instantánea. Este era Whatsapp Plus, y se trataba de una versión modificada y no oficial de la misma para Android.

Esta versión contaba con una serie de mejoras respecto a la original que la hacían mucho más atractiva. Para quien no conozca la nueva aplicación vamos a hacer una pincelada de las diferencias de éste.

La principal diferencia entre WhatsApp original y WhatsApp Plus es estética. Mientras que Whatsapp tiene una interfaz de estilos un poco limitada, WhatsApp Plus añade muchos temas visuales.

Lo más destacado es la amplia variedad de emoticonos con los que cuenta, incluidos los de Google Hangouts.

También tiene una larga lista de temas y fondos para cambiar la estética y 6 menús para cambiar el aspecto y el comportamiento de la aplicación; pudiéndose cambiar la cabecera, los colores y el tamaño de las imágenes del chat y de los contactos, desactivar algunas funciones (notas de voz, animaciones…) o cambiar el color del propio icono de WhatsApp Plus.

Pero quizá unas de las funciones más potentes con las que jugaba WhatsApp Plus era la de poder ocultar la conexión, aunque este servicio ofrecido era de pago. Ahí contraatacó WhatsApp hace unos meses después, ofreciendo el mismo servicio completamente gratis.

Pero Rafalete como se hacía llamar el programador alicantino que lo creó, ha logrado cabrear a la aplicación comprada por la empresa de Marck Zuckerberg.

A las vistas de que esta nueva aplicación ya contaba con 35 millones de descargas, cifra considerable que supera incluso a aplicaciones más veteranas, WhatsApp ha decidido dar un golpe en la mesa y demostrar quién manda.

La aplicación oficial, alegando que esta nueva versión no era ni oficial ni autorizada, ha decidido bloquear durante 24 horas a los propios usuarios de WhatsApp que contaban con ella. Esto lo pudo hacer porque los mensajes son enviados a través del servidor oficial, y por tanto detecta que está recibiendo información que no es suya directamente.

Tras el recibimiento de una carta de cese de su actividad en la tienda de aplicaciones de Android, WhatsApp Plus decidió cerrar el servicio.

¿Cabe la posibilidad de que sea un estudio de mercado del propio WhatsApp para probar lo que quiere el público y lo que no? ¿O fue sólo un golpe de suerte de un buen intencionado programador que se le han ido las cosas de la mano?

Sólo el tiempo lo dirá, pero por el momento WhatsApp ha dejado bastante claro que sigue siendo el rey.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER